top of page

AMLO insiste en reunión con familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, pero sin intermediarios

López Obrador dijo que quiere darles a los familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa información que no les han dado sus asesores


Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, confirmó su intención de reunirse con los familiares de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, pero sin intermediarios.


En la conferencia matutina realizada en Santa Lucía del Camino, en Oaxaca, López Obrador dejó en claro que quiere darles a los familiares de los estudiantes desaparecidos información que no les han proporcionado sus abogados y asesores.


Sí, vamos a dialogar, estamos esperando que nos den sus puntos de vista acerca del planteamiento que les hice, de que quiero hablar con ellos sin los abogados y sin sus asesores de las organizaciones, supuestamente de defensa de derechos humanos, quiero hablar con ellos”, externó.

“Ellos son mayores, muy conscientes y quiero darles su información que estoy seguro no les han proporcionado sus abogados y sus asesores, quiero que conozcan lo que ha venido sucediendo con la investigación. No tienen por qué terminar creyéndome, lo único que deseo es que ellos conozcan mi punto de vista.


El mandatario mexicano reiteró a los padres que su Gobierno busca a los 43 normalistas de Ayotzinapa “intensamente, como nunca”.


“Y desde luego garantizarles, estamos buscando a los jóvenes intensamente, como nunca y que tenemos avances en la búsqueda y que por eso también sentimos que hay mucha hostilidad de los abogados y de las organizaciones de derechos humanos, vinculadas a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA de Estados Unidos”, indicó el tabasqueño en el Salón Tesorería.


El pasado 6 de marzo, normalistas rompieron  una de las puertas principales del Palacio Nacional mientras el presidente López Obrador realizaba adentro su tradicional conferencia matutina, en protesta por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014.


Los manifestantes, quienes acusan a López Obrador de no resolver el caso para proteger a militares involucrados, tomaron una camioneta que pertenece a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para tumbar la puerta 1 sobre la calle Moneda del centro histórico de Ciudad de México.


Mientras respondía preguntas de la prensa, el mandatario se enteró del hecho, al que llamó una “provocación”, aunque descartó represalias.



Con información de López-Dóriga Digital


Comments


Vuelve pronto
Una vez que se publiquen entradas, las verás aquí.
bottom of page